fbpx

Un miembro más en la familia, nuestras mascotas.

El mejor personal para tu casa

Un miembro más en la familia, nuestras mascotas.

abril 6, 2018 empledas del hogar 0

Últimamente escuché una frase sobre los animales en casa: no es mi mascota es mi familia. Considero que está bien dicho pero que no debería de mal interpretarse, ya que los animalitos en casa son miembros no humanos de la familia.

El perro, gato o el animalito que esté viviendo en casa, como miembro de la familia también necesita de atenciones obviamente:

Afecto y educación

  • Ser considerados con ellos.
  • Respetar su naturaleza.
  • Educarlos y ponerle límites.
  • Tenemos que corregirlos si hacen algo malo, mas no castigarlos.

Salud Física y Mental

  • Realizarle controles de rutina.
  • Cumplir con todas sus vacunas de calendario.
  • Bríndale un lugar propio en la casa limpio y seguro.
  • Dale una alimentación sana acorde a su tamaño y edad.

Todos queremos mucho a nuestras mascotas, pero te digo algo nunca trates de humanizarlo.

Puede ocurrir que cometas el error de consideras que todo lo que es bueno para ti lo será para él. Eso está mal ya que no siempre será así.

Querer significa respetar siempre al otro. Considerar a tu mascota como si fuera un ser humano es como repito un error el cual puede traer malas consecuencias en el animalito como trastornos o cambios en su conducta.

Una familia que se precie debe aprender a aceptar a cada uno de sus miembros tal como es. Se trate de personas, gatos, perros o de cualquier otra animal de compañía con el que hayas elegido compartir tu hogar.

Es bueno tener en cuenta esta información, porque aunque sea muy básica muchas veces lo pasamos por alto, Si tienes a alguien que está cuidando a tu mascota pásale esta información, si consideras que hacer todo esto no te alcanza en tu tiempo puedes obtener ayuda la cual no es una mala idea porque nuestra mascota también es parte de la familia.

Dato extra:

El doctor Eduardo Junco (diplomado y jurista español) precisa que la convivencia entre el niño y los animales domésticos “genera reacciones afectivas que enriquecen su personalidad, haciéndole crecer como persona”. En general, los psicólogos infantiles aseguran que “un niño que aprende a cuidar de un animal y a tratarlo con cariño y con paciencia adquiere un adiestramiento invaluable de aprendizaje para tratar a las personas de igual manera”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *